¿Por qué nos acercamos al yoga?

LLevo una década practicando yoga. La verdad es que visto en retrosprectiva no es tanto tiempo, pero ha sido mucho lo que el yoga ha aportado a mi vida. Y me preguntaba qué es lo que nos lleva a acercarnos al yoga. Por mi propia experiencia y por la de la mayoría de los alumnos que se acercan a un centro de yoga a practicar, la respuesta es que lo hacen por sentirse mejor. Bien sea porque tienen molestias físicas, tales como dolores de espalda, o bien porque tienen dolores emocionales, como depresión o ansiedad. Sin duda, habrá personas que se acerquen a practicar por curiosidad, por moda, o por acompañar a su amiga y hacer algo diferente. Pero el mayor porcentaje lo hace porque se encuentran mal y quiere mejorar. Esto me llena de optimismo porque dada la deriva autodestructiva que lleva esta civilización, el encontrar personas que quieren mejorar, que quieren cambiar y quedad lo están haciendo a través del yoga es espléndido. El cambio de conciencia que acompaña al yoga es el que necesita este mundo loco, egoísta, individualista y pasado de rosca hace siglos. Porque el yoga aporta sobre todo claridad, conciencia y repeto por uno mismo y los demás. Así que a pesar de que los que nos encontramos cada tarde en nuestra esterilla de yoga no estamos del todo bien, tenemos la humildad de reconocerlo, aceptarlo y ponerle un poquito de remedio. ¡Bravo por esos nuevos yoguis y yoguinis del siglo XXI!